Por qué no escribo sobre ti…

Publicado: 31 mayo, 2009 en Mi vida sin mí (la cruda realidad en primera persona)

Siempre estás ahí, siempre. Cuando todos se han ido, tú estás ahí, aunque no estés aquí. A veces me llamas sólo para oír mi voz. O para ver cómo estoy porque algo en tu interior te ha dicho que estoy llorando, aunque ya todos crean que no lloro. Por más fuerte que intento ser, si pasan días sin que me abraces, me falta algo, porque tú me das energía y tu olor me da paz. Siempre sabes decirme lo que necesito oír, aunque a veces no me guste. Y sabes hacerme reír, aunque para ello tengas que hacer cosas que nunca hubieras imaginado que harías. Y sabes hacerme sentir mucho mejor persona de lo que en realidad soy, y me encantaría llegar a ser algún día la mujer que tus ojos ven.
A veces te lamentas por no tener “tantos estudios” como yo. Y yo me enfado contigo porque nunca entenderé como una persona tan increíble como tú puede ser capaz de sentirse menos que nadie. Nunca comprenderé como puede decir eso una persona que a pesar de “no haber estudiado” economía sabe ir a hacer la compra con dos duros y que le sobre para traerte la camiseta que te gustó aquel día, y organizarse para hacer el mejor arroz del mundo con los cuatro ingredientes que tenga a mano; a pesar de “no haber estudiado” física, es capaz de saber si tienes temperatura de más con sólo besarte la frente, a pesar de “no haber estudiado” comunicación, sabe lo que estás sintiendo con sólo mirarte a los ojos…
Sí, quizás yo haya pasado más horas en la universidad, pero daría lo que fuera por saber la mitad de cosas que sabes tú. Por saber, por ejemplo, formar una familia como la que tú has formado, y por saber cómo mantenerla unida. Por conseguir tener unas hijas que te adoran, como yo te adoro. Por saber cuándo se te necesita antes de que se te diga. Y por saber estar ahí siempre, como madre, como amiga…

Hay gente que me ha preguntado que por qué no escribía sobre ti, quizás incluso tú te lo estabas preguntando, mamá. La respuesta es tan sencilla como que nunca conseguiré escribir nada que esté a tu altura, porque tú eres insuperable.

Anuncios
comentarios
  1. Aurora dice:

    Dios mio de mi vida! Son las 9.30 de la mañana del lunes y ya estoy llorando como una magdalena! Lo tuyo es muy fuerte Lore, deberías escribir más a menudo. Con cosas como esta a una le entran ganas de ser madre (a pesar de mi instinto maternal “0”, que sabes que tengo).
    Un beso a las 2, sois adorables.

  2. Ana R. dice:

    Yo también pienso eso de mi madre, sobre todo el los momentos difíciles, cuando no sabes por dónde tirar y siempre tienes un punto de apoyo con el que encontrar una solución.

    Escribe más, muchos te lo agradecerán.

    Besos y gracias por los comentarios a ti también 🙂

  3. Anonymous dice:

    Puedes poner de vez en cuando un chiste?? Siempre haciendome llorar¡¡¡

    Os quiero un monton chicas.

    un besazo MJ

  4. NORa dice:

    Me acabas de alegrar un poco el día, ya que lo tenía chungo después del sepelio de Angel.

    Me encanta como describes tus sentimientos, yo no soy capaz de expresarlos y me encantaría ya que algunas veces la gente necesita de ellos, sobre todo los más allegados que parece que sean invisibles, pero no, sobre todo las madres, a las que desde aquí les dedico un “chapeau para ellas”. Reconozco que con mi madre soy a veces seca y cardo borriquero, pero la quiero con locura, el día que me falte no se que será de mi sin ella; que me trajo al mundo, me cuidó, mimó, sufrió, rió y largo etc, que ahora no voy a nombrar.
    Bueno al final he acabado llorando y yo que pensaba que estaba más alegre.
    Lo dicho sigue así, y la vida merece un poco más la pena con personas como tú. Besos

  5. peregrino dice:

    Aunque no hubieras escrito sobre ELLA… ELLA habría permanecido discretamente callada, silenciosa pero sabiendose querida por su FAMILIA… tal y como ha hecho y sabido siempre.
    Ahora… que has escrito lo que has escrito… seguro que anda soltando alguna que otra lagrimita, pero lagrimas de felicidad y orgullo por las dos hijas que tiene.
    Ademas… creo que te has ganado una nueva camiseta… !Seguro ¡
    Sigue así… tu publico te lo demanda.

  6. Anonymous dice:

    Madre mía, y nunca mejor dicho!, deberías efectivamente escribir más! Leyendo muchas de tus palabras yo también he identificado a mi madre…has hecho un espléndido escrito y me uno a tus palabras agrandeciendo la figura de esa madre, como la tuya, que taaaaanto sabe y se preocupa por nosotros…
    Besos, JM

  7. Lorena dice:

    Y de ahí viene lo de “Madre no hay más que una”.
    ¿Sabes lo que es maravilloso? que de tal madre tal hija y que teniendo esa maestra ¿qué crees que pensarán tus futuros mochuelillos de ti? pues lo mismo.
    Tú ya eres genial y teniendo ese ejemplo de educación y vida sólo puede resultar una chirli tan estupenda como tú.
    Mil besos princesilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s