"El gimnasio es tu templo (II): Fama, ¡¡a bailar!!"

Publicado: 14 septiembre, 2009 en El gimnasio es tu templo (aventuras en el mercado de la carne sudorosa)


Un día, sin saber cómo, convencí a mi amiga Seli para que entráramos a una de las clases de baile, que paradójicamente se llama “Estilos”, cuando eso precisamente es lo que sale por la puerta de la sala cuando nosotras entramos…
No entraré hoy en estos temas, pero sí, ir a las clases del gimnasio es como ir al baño: puedes hacerlo sola, pero si te acompaña una amiga es mucho más divertido.

Pues en aquella maravillosa sala con parquet y espejos, cual estudio de Fama, nos recibió una rubia de manual con un cuerpo de infarto que se proponía hacernos mover huesos de nuestra anatomía hasta el momento sin estrenar.

“Hola, soy Sandra, la profe de baile, y hoy vamos a bailar, chicos, uuuhhhh!!!!”.

Tengo que decir que la profe de baile es una especie extraña. Sus movimientos y gestos son diferentes al resto de los mortales. Para empezar, cuando baila se pone en plan sensual, pero una cosa exagerada: te mira a través del espejo como si quisiera acostarse contigo, y eso ya te hace sentir extraña… Pero no tan extraña como cuando te miras en el espejo intentando imitar sus sugerentes movimientos, y no puedes sino deprimirte de ver el antierotismo reflejado en tus tristes contoneos. ¿En serio me muevo tan mal? “Anotación mental: No bailar nunca jamás delante de gente un sábado por la noche”. Verte bailando en un espejo es como si te cayera un jarro de agua fría, como cuando grabas tu voz y no te reconoces. Y yo pensando “madre mía, y lo peor es que pago por venir aquí!”.

El único consuelo (triste también, pero a algo hay que aferrarse…) es que en esas clases siempre hay alguien mucho más patético que tú. Entre estos, y aunque generalizar está muy feo y criticar más, destacan: el hombre de mediana edad recién separado que quiere desoxidarse para volver a sus pesquisas nocturnas, la mujer que tiene cien años por lo menos y a pesar de eso tiene más energía que tú, el jovenzuelo simpaticón que claramente entra a esa clase para relacionarse con las féminas, el matrimonio que quiere recuperar el fuego perdido a base de intentos de portés por los aires que no levantan más de la rodilla, y las muchachas que nunca serán Shakira, pero morirán en el intento.

Cuando bailamos en nuestra vida real, mi amiga Seli y yo somos más de pegar saltos, lo de los pasos sensuales no va mucho con nosotras, pero la verdad es que en esa clase nos lo pasamos siempre genial, así que no pensamos dejar de entrar por mucho que desluzcamos el resultado final de las coreografías semanales. Y al que no le guste, que no nos mire.

La profe baila mejor que nosotras, está claro, pero nosotras nos reímos más. Sin embargo, como humana que soy, a veces la envidia me corroe y al ver a mi profe moverse tan mona ella de una forma que yo nunca alcanzaré no puedo evitar pensar por dentro “sí, maja, yo soy un pato, pero a ti no te cogieron en el casting de Fama, muaaahhjajajaja!!”…

Anuncios
comentarios
  1. Ana R. dice:

    mmmuuuaaajajajajajajajajaa Hoy tu profe estará off total porque ha empezado el programa ¡¡y ella no está!! En serio, no puedes bailar tan mal, son las profes, ¡¡que las carga el diablo!! XDD

  2. Asterisco dice:

    El gimnasio es para mi un entorno hostil, hecho sin duda para sentirte vulnerable e insignificante. Mi primera experiencia también fue traumática, pero no me hizo falta bailar, solo corriendo descurbí que junto mucho las rodillitas y los tobillos dibujan un semicirculo alrededor de mi propio eje, usease: un cuadro muy mal pintao!
    Si esq yo era la empollona de clase que se escaqueaba de gimnasia en cuanto podía, eso es algo que todavía llevo arrastrando jajaja.

  3. Lorena dice:

    Jejeje… Gracias por los ánimos, muchachas. Si te sirve de consuelo, amiga empollona, yo no sé hacer el pino, saltar el potro y todas esas absurdeces que te inculcan desde pequeña (fue mi forma de rebelarme contra la sociedad a los 7 años…). Un abrazo!!

  4. Lorena dice:

    Tengo que decir que el paso del estilo “africano” de la semana pasada al “latino” de ayer ha sido muy positivo… he pasado de mono a pato 🙂

  5. Paula dice:

    Me mola un montón tu blog, qué risa!!!
    Eres redactora en alguna revista?? Si no es así…qué esperas?
    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s