La teoría de los nuevos mejores amigos (o el encanto de la amistad efímera)

Publicado: 9 mayo, 2011 en Cosas que pasan (porque la realidad supera a la ficción), Sin categoría (cosas que no sé dónde meter...)

La amistad es la sal de la vida. Puedo decir orgullosa que tengo la suerte de haber recopilado los mejores amigos del mundo, que en lo bueno son los más increíblemente divertidos, y en lo malo saben estar a la altura y brindar el mayor de los apoyos. Todo lo que diga de ellos se quedaría corto, pero eso será en otra ocasión. Distinguiéndose claramente del lugar privilegiado que ocupan los amigos de verdad, hay una especie de amigos que me parece particularmente curiosa. Es lo que hemos dado en llamar los “nuevos mejores amigos” (NMA).

¿Quiénes son los NMA?

Los nuevos mejores amigos son esas personas que de repente conoces en un cumpleaños, en un concierto, en un viaje, en un botellón, en unas jornadas profesionales, en un cursillo, en una boda de un compañero de trabajo, o en cualquier otra situación de t­­odo índole, y que de repente conecta contigo de una manera inesperada y te ayuda a hacer de ese momento algo más entretenido. Una persona a la que no conocías, y que de pronto se convierte en tu mejor aliado.

Características esenciales de los NMA

  1. Hasta ese momento, no os conocíais. O bien os habíais visto pero no habíais interactuado
  2. Si ya conocías a esa persona, el concepto inicial que tenías probablemente no era bueno
  3. Gracias a su encuentro, disfrutas la ocasión más de lo que en un principio habías previsto
  4. Generalmente, te haces fotos con él/ella para dejar constancia del buen tiempo compartido
  5. Al despediros, hacéis el intento de mantener el contacto posterior (intercambio de móviles/e-mail/Facebook/tarjetas…)
  6. Ese contacto posterior nunca se produce, se queda en buenas intenciones (en el poco habitual caso de que sí se produjera, pasaría a ser “amigo” y punto)

¿Por qué surgen los NMA?

No sabría muy bien dar sentido a este hecho, pero si hay que buscar una explicación, me inclino a decir que en el momento del encuentro tenemos la sociabilidad subida (en ocasiones ayudada por la ingesta de alcohol), que “necesitamos” sentirnos acompañados o arropados porque apenas conocemos a nadie, o bien porque inconscientemente deseamos que ese momento tenga algo imprevisible, sorprendente o espontáneo que contribuya a mejorarlo.

¿Por que los NMA son efímeros?

Conocemos a alguien interesante, lo pasamos bien con él, y una vez finalizada la breve etapa que nos ha unido, volvemos a nuestra rutina y no queremos saber nada más de él. ¿Por qué?

Lo lógico sería incorporar a esa persona a nuestra vida, pero ya sabemos que eso no es lo normal. Si lo pensamos, difícilmente podríamos mantener esa situación, ya que si tratáramos de cultivar una sincera amistad con todos y cada uno de los nuevos mejores amigos que nos vamos encontrando por la vida, en nuestro cerebro se produciría una infoxicación de amistad, empezaríamos a no dedicarles el tiempo necesario, no podríamos asistir a todas sus celebraciones, por no hablar de lo imposible que sería recordar todos sus cumpleaños o escuchar todos sus problemas. Dadas las limitaciones técnicas, llegaría un punto que ni podríamos agregarlos en Facebook, por lo que iríamos quedando mal progresivamente, nos iríamos distanciando, se enfadarían con nosotros por ser tan malos amigos, irían alejándose de nosotros poco a poco y finalmente nos quedaríamos aislados.

Así pues, quedaría justificada la defensa del funcionamiento efímero de los nuevos mejores amigos: es un mecanismo de defensa de nuestro cerebro para protegernos, bajo la contrastada tesis de que “quien mucho abarca, poco aprieta”.

¿Hay posibilidades de mantener a los NMA?

Aunque comprendamos la teoría, en la práctica muchas veces nos entristece esa situación de perder la posibilidad de volver a saber de esos “nuevos mejores amigos”. Podemos aceptar que no entren en nuestra vida diaria, pero desearíamos saber qué es de ellos, saludarlos de vez en cuando, ver las fotos de su boda, felicitarlos cuando tienen un hijo, etc.

Gracias a las redes sociales, hoy en día es posible mantener a los NMA. Si no que se lo pregunten a Facebook, ya que puede que el rotundo éxito de Facebook se deba en gran parte a este fenómeno. ¿Quién no quiere tener a sus “nuevos mejores amigos” a tan sólo un clic?

[Dedicado a todos mis mejores amigos, a C., H., D. y C., por haberse convertido en excepciones que confirman la regla (nos vemos en el Emilio! ;-), y a mi Annie y mi Rosa, dos de mis mejores amigas y a su vez NMA entre ellas, por ponerle nombre al concepto]

Anuncios
comentarios
  1. HELENA dice:

    Me ha encantado ser una de las excepciones que confirman la regla!!!
    Como siempre buenísimo!!! Una verdad como un templo contada de la manera más original y divertida, como siempre guapa!!!
    Y por supuesto nos quedan muchos EMILIOS por delante!!!!!! Porque somos la excepción por algo.
    Un besazo!!!!!!!

  2. Laura Bc dice:

    Me ha encantado!!!, mira q yo no suelo comentar nada, pero ya solo con el título engancha

  3. Pimienta dice:

    ¡¡¡que bien se nos da hacer “amigüitos con fecha de caducidad”!!! MJ

  4. […] o poco), y los que en definitiva elijo como mis amigos, mis conocidos, mis colegas, mis “nuevos mejores amigos“, mis amigos blogueros, mis compañeros o como se les quiera llamar. El resto de gente… […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s